Este lindo momento con tu bebé produce un gran cambio en tu cuerpo, y es importante detectar cuáles son síntomas normales o a cuáles le debes prestar atención. Si sientes dolor al lactar es importante prestar atención. 

 

La lactancia es una hermosa etapa donde crece el vínculo con tu bebé, ese momento especial crea lazos únicos y algunas mamás tienen el privilegio de amamantar y disfrutarlo, pero otras no logran la producción de leche suficiente para alimentar a su bebé, y está bien, ahora existen fórmulas muy completas para estas situaciones, pero si tú tienes esta oportunidad, vívela, porque tiene grandes beneficios para tu bebé, incluso para ti. 

 

Este lindo momento con tu bebé produce un gran cambio en tu cuerpo, y es importante detectar cuáles son síntomas normales o  cuáles debes prestarle atención.

 

 QUÉ PASA CON TUS SENOS AL LACTAR

 

  • Durante los primeros días del nacimiento de tu bebé, tu cuerpo producirá una pequeña cantidad de leche materna, llamada calostro. Tu cuerpo comenzará a producir leche madura a los 2 a 5 días. Es posible que la leche tome tiempo en bajar y demore hasta 10 días . Cuando baje la leche, sus senos se pondrán llenos y firmes. Es posible sientas un poco de dolor

  • Tus senos dejarán de sentirse llenos cuando alimentes a tu bebé. Es posible que sientas un hormigueo cuando sale la leche de los senos, es normal esta sensación de la leche bajando. 

  • Ten en cuenta que es buena señal si sientes los senos llenos antes de amamantar y vacíos después de alimentar al bebé.

Grietas o dolor en los pezones ¿qué puede estar pasando?

Dolor en los pezones puede ocurrir cuando comience a amamantar a su bebé. Es posible que le duelan los pezones si el bebé no tiene una posición adecuada  en el pecho. El hecho de colocar al bebé en la posición correcta puede eliminar o aliviar el dolor en los pezones. dile a tu médico que le enseñe a hacer que su bebé se prenda correctamente del pecho. También poner  compresas tibias en sus pezones ayudará a reducir el dolor.

 

Conductos lactíferos obstruidos podrían causar que se formen bultos dolorosos en los senos. Es posible que los conductos lactíferos se obstruyan si los senos no se vacían por completo cuando amamantas a tu bebé. lo más recomendable es extraer la leche que te quede en los senos una vez termines con tu bebé. 

La congestión mamaria ocurre cuando la leche baja después de que empieces a amamantar. puede causar que tus senos se inflamen y duelan. La mejor manera de combatir los síntomas de la ingurgitación mamaria es dar de comer al bebé a menudo para vaciar los senos. Puede que al bebé le resulte difícil prenderse de los senos cuando están congestionados. Si esto sucede, exprima una pequeña cantidad de leche y después haga que el bebé se prenda del pecho. Puede colocarse una toallita fría y húmeda sobre los senos para aliviar el dolor y la inflamación. 

 

Una infección mamaria llamada mastitis podría desarrollarse por una obstrucción en los conductos mamarios o una congestión. Como resultado de la mastitis, los senos se enrojecen, se inflaman y duelen. También es posible que presente síntomas similares a los de la gripe, como escalofríos y fiebre. 

 

Masajes para aliviar el dolor de senos durante la lactancia

 

Una gran forma de combatir el dolor de tu senos es extraer con frecuencia la leche y hacer masajes de pecho y espalda y aquí te compartiremos algunas pautas para hacerlos

 

  • Masajes de espalda: Necesitarás alguien que frote tu espalda mientras te encuentras sentada y recargando los brazos sobre una mesa. El masaje en espalda debe realizarse de arriba hacia abajo, iniciando en el cuello hasta los omoplatos, y siguiendo hasta la espalda baja. El masaje debe realizarse utilizando ambos pulgares o bien, las manos en puño, mientras se ejerce una suave presión que inicia cerca de la columna, y continúa hasta llegar a los lados de la espalda.

  • Masaje de movimientos circulares: Utiliza tres o cuatro dedos para realizar suave presión de la mama, yendo de la parte más externa del seno hasta llegar al pezón. El recorrido deberá realizarse en círculos concéntricos al pezón y los movimientos de tus dedos también deben mantener un sentido circular; como un planeta que gira mientras rodea al sol, aunque en este caso el papel del sol lo tiene tu areola.

  • Movimientos lineales: Para este ejercicio necesitarás utilizar la palma de tu mano. Esta se desplazará ejerciendo suave presión desde el exterior de tu seno, hasta llegar a la areola. Una vez realizado, repite el movimiento en el sentido de las manecillas del reloj hasta cubrir toda la circunferencia de la mama.

  • Masajes para extracción de leche: Coloca tu dedo pulgar sobre la aureola y el índice por debajo, detrás de la aureola. Realiza un masaje suave apoyando horizontalmente hacia la caja torácica para exprimir la leche. Una vez que la leche sale, busca que tus dedos pulgar e índice presionen hacia delante, lo cual ayuda a que tus senos se vacíen. Esta presión debe continuarse siguiendo el sentido de las manecillas del reloj hasta cubrir todo el seno y haber retirado completamente la leche. Esta leche puedes almacenarla en Bolsas de leche, escribe la fecha de extracción, y utilízala  posteriormente para alimentar a tu bebé.
16 marzo 2023 — Karin Jimenez